Mar07252017

Last updateLun, 03 Jul 2017 10am

Back Chamberí Opinión Presupuestos del Distrito de Chamberí para 2014. Otro año castigados.

Presupuestos del Distrito de Chamberí para 2014. Otro año castigados.

Diego Cruz Torrijos es Secretario General de la Agrupación Socialista de Chamberí

En 2014, otro año más, el Presupuesto de la Junta Municipal de Chamberí volverá a reducirse, en este caso el 1,4% en euros corrientes, que incluyendo la inflación previsible, alcanzará casi un 3%. Esta reducción no se corresponde con el incremento del 3,4% (2% si excluimos la amortización de deuda pública) previsto para el Presupuesto del conjunto del Ayuntamiento, lo que indica que el recorte se descarga en mayor medida en los presupuestos de los distritos, en los barrios.

 

Además desde 2011 hasta 2014 la reducción de los gastos de la Junta, en Presupuestos, supera el 20 % en euros corrientes y el 25 % si incorporamos la inflación, con especial incidencia, en gasto social, participación ciudadana y actividades culturales.

 

El Gobierno del Partido Popular viene sometiendo a todos los madrileños desde hace ya años a un régimen de subidas de impuestos y recortes de gasto en servicios esenciales, con el único objetivo de pagar los intereses y la amortización de la enorme deuda a que han llevado al Ayuntamiento de Madrid con su despilfarro, su ineficacia y su política al servicio de los intereses de algunas grandes empresas.

 

En 2014 Ana Botella vuelve a incrementar el IBI (6,4%), los ingresos por estacionamiento de vehículos o por tasas y se recortan de nuevo el gasto social, la limpieza o la atención a parques y jardines. La suma de intereses y amortización de la deuda se incrementa en más de 81 millones de euros, la mayor parte del incremento del presupuesto. Y se prevén amortizar 1.115 millones de euros el próximo año, lo que acumulará 3.200 millones desde 2012 (más de mil millones de media al año).

 

El sobrecoste de los túneles de la M-30, la Caja Mágica o el Madrid Arena, los excesos de la sede de Cibeles, la pésima gestión de las empresas públicas, los muchos centenares de personal de confianza o la inmensa cantidad de obras iniciadas y abandonadas sin previsión alguna, los pagan los madrileños en peores servicios de limpieza, menos atención a mayores, peor mantenimiento de centros educativos y una conservación de la ciudad y sus servicios básicos, cada vez más deficientes.

 

Los distritos están entre los principales paganos de todos estos recortes y Chamberí no es una excepción. Si vemos el presupuesto de 2014 y añadimos los efectos de los recortes desde 2011, nos hacemos una idea del brutal recorte. 

 

En el gasto en atención a mayores, el exiguo incremento del 0,6% en 2014 con relación a 2013, apenas significa nada en el recorte acumulado del 8,4% desde 2011, más del 13% inflación incluida. ¡Cada vez más mayores atendidos con menos recursos y con prestaciones más reducidas!

 

Igualmente el 0,5% de incremento en este presupuesto para la conservación y mantenimiento de los centros educativos del distrito, es una minucia comparado con la caída del 13,4% -más de 18% con inflación- experimentada desde 2011 en la misma partida. ¡Peor estado de conservación y limpieza cada año!

 

El total de gasto social desde 2011 se ha recortado más del 8% a precios corrientes y el 13% incremento de precios incluido. ¡Ninguna partida específica para juventud e inmigración, englobada en inclusión social!

 

El recorte en actividades culturales es aun más brutal. En 2014 seguirá reduciéndose y desde 2011 habrá perdido casi el 60% de su valor y casi el 63% inflación incluida. 

 

El gasto en consumo y en participación ciudadana no se libran de los recortes. En el primer caso la subida prevista para el próximo año no oculta una caída de casi el 11% desde 2011 y en el segundo el recorte de 2014, eleva el acumulado desde 2011 hasta el 44% en términos corrientes y casi el 50%, incorporada la inflación.

 

Pero no basta con ver el gasto de la Junta, que es sólo una parte del gasto del ayuntamiento en nuestro distrito, es que los recortes acumulados en los presupuestos generales del Ayuntamiento ya los estamos viendo en el estado de nuestras calles, en la limpieza y recogida de residuos, en la atención al pequeño comercio o en el deterioro de los equipamientos. 

 

Un recorte del gasto corriente del ayuntamiento de más del 12% y unas inversiones en las que se ha pasado del mayor despilfarro a unos mínimos que ni siquiera permiten una conservación y un mantenimiento decente para una ciudad como Madrid y que se descarga en mayor medida en los distritos y los barrios, en los que se ha reducido hasta el ridículo la capacidad de atender con sus propios presupuestos actuaciones urgentes en vías públicas.

 

En suma los delirios de grandeza de Botella y Gallardón, el despilfarro en propaganda, personal de confianza, inversiones con más boato que utilidad para los ciudadanos y la ciudad, desviaciones millonarias en algunos presupuestos y la nefasta gestión y el mal uso de los recursos de empresas públicas como Espacios y Congresos o la de la Vivienda, con una apuesta olímpica en la que más de una vez se vendió la piel del oso antes de cazarlo, ha llevado un endeudamiento, que ahora se quiere amortizar deprisa y corriendo con altas subidas de impuestos y recortes de servicios esenciales para los ciudadanos y con recortes de empleo y salarios para los empleados municipales. ¡Vamos, el modelo de mayor progreso de la historia del que habla la inefable señora alcaldesa!

 

 

 

Esta web usa cookies, propias o de terceros, siendo necesario su consentimiento para aceptarlas según la LSSICE.

Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto

La Ley 34/2002, de 11 de julio (LSSICE) exige que el Usuario preste su consentimiento para la instalación de cookies, previa información detallada del titular de la página web de las cookies que serán usadas. DOWNLOAD BANNER SLU pone en conocimiento del Usuario el empleo de cookies en la presente página web. Las cookies son archivos temporales de inserción automática en el equipo del Usuario. Son pequeños fragmentos de texto que cualquier sitio web que visitamos envía al navegador y que permite que esa web recuerde información sobre tu visita, facilitando próximas visitas y hacer que el sitio resulte más útil, ofreciendo un contenido personalizado del mismo, un correcto funcionamiento y mejorar nuestra página con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

 

No obstante las cookies utilizadas se asocian de forma anónima tanto con el Usuario como con su equipo, sin proporcionar referencia alguna sobre los datos personales del Usuario, son las denominadas “de sesión”, lo que significa que las cookies son memorizadas y únicamente tienen validez el tiempo que dure su sesión (expiran al final de su visita a la web) y no graban de forma permanente ninguna información en el disco duro de su equipo.

 

En cualquier caso, estas cookies, así como las de aplicaciones web de control y analítica de tráfico de navegación (Google Analytics), exclusivamente serán empleados con la finalidad de obtener y analizar el tráfico generado en la web, así como la procedencia del mismo. Esta aplicación ha sido desarrollada por Google y puedes conocer sus usos completos en dicho enlace.

 

El Usuario, si lo estima necesario, podrá modificar la configuración de su equipo (en la barra de herramientas de su navegador de Internet) desactivando o eliminado todas las cookies o bien indicando que le avise cada vez que una cookie pretende ser instalada. No obstante si tiene alguna duda, esperamos su consulta.